Elegir la opción de pago fraccionado del Impuesto sobre Sociedades más conveniente

Es momento de recordar algo importante: si el volumen de operaciones de su empresa en 2023 no superó los seis millones de euros y su ejercicio coincide con el año natural, durante este mes de febrero puede cambiar la forma de cálculo de sus pagos a cuenta del Impuesto sobre Sociedades de 2024.

Los contribuyentes del Impuesto sobre Sociedades deben realizar pago fraccionado, es decir, abonos a cuenta de la liquidación del impuesto correspondiente al periodo en curso al inicio de los meses de abril, octubre y diciembre. Este pago fraccionado es considerado deuda tributaria.

Si su empresa ha experimentado una disminución significativa en sus ingresos, es posible que le interese reducir el monto de los pagos fraccionados del Impuesto sobre Sociedades este año.

Para aquellos que calculan sus pagos a cuenta según el sistema de cuotas, recomendamos verificar si les conviene cambiar al sistema de bases. Cambiar al sistema de bases puede ser una decisión estratégica

Específicamente, si su volumen de operaciones en 2023 no superó los seis millones de euros y su ejercicio coincide con el año natural, durante este mes de febrero puede cambiar la forma de calcular sus pagos a cuenta del Impuesto sobre Sociedades de 2024:

  1. Sistema de Cuotas: El primer pago fraccionado, que presentarán el próximo mes de abril, será un 18% de la cuota a ingresar del Impuesto sobre Sociedades del año 2022 (la última declaración presentada hasta esa fecha). Los pagos posteriores (octubre y diciembre) serán del 18% de la cuota a ingresar en el Impuesto sobre Sociedades de 2023, ya que habrán presentado la declaración correspondiente.
  2. Sistema de Bases: Si aplican este sistema, los pagos fraccionados durante el año deberán ser el 17% de la base imponible acumulada desde el inicio del ejercicio hasta el día anterior al inicio de cada uno de los períodos de ingreso de dichos pagos (descontando retenciones y pagos fraccionados ya realizados). Como novedad, si la cifra de negocios fue inferior a un millón de euros en 2022, el porcentaje será del 16% a partir de 2023.

Insistimos, esta novedad del 16% es aplicable a empresas que facturan menos de un millón de euros y tributan en el Impuesto sobre Sociedades a un tipo del 23%.

Cambiar al sistema de bases puede ser una decisión estratégica si anticipas que en 2024 tus resultados serán inferiores a años anteriores, como por ejemplo, si realizaste alguna venta extraordinaria en 2022 o 2023 que no se repetirá en 2024, o si prevés una disminución en las ventas o mayores gastos.

Si tiene interés en realizar este cambio o tiene alguna duda al respecto, no dude en ponerse en contacto con nosotros.

En Riera Consulting quedamos a se disposición para resolver cualquier cuestión fiscal. Contacte con nosotros y estudiaremos su caso.

CONTACTO

Si te ha parecido interesante, puedes compartir en redes sociales
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
Whatsapp
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
Linkedin
Share on email
Email
Write A Comment