Seleccion hover menu Opcion hover menu Opcion hover menu footer Opcion hover busqueda
Cargando...
Inicio Newsletter Vía libre a las subidas de impuestos autonómicos

Vía libre a las subidas de impuestos autonómicos

E-mail Imprimir PDF

articuloEl banderazo de salida lo dió el presidente Rodríguez Zapatero. Tras hablar de la necesidad de elevar los ingresos y de la posibilidad de aplicar mayores impuestos a “los que más tienen”, las comunidades autónomas gobernadas por el mismo partido en el Gobierno nacional –el PSOE- no han tardado en anunciar su particular respuesta: subidas del IRPF. Y en muchos casos de otros tributos.

La primera en abrir fuego ha sido Cataluña. La Generalitat ha puesto encima de la mesa una reforma basada en una subida del impuesto de transmisiones patrimoniales (ITP), que grava principalmente la compraventa de viviendas de segunda mano, y el impuesto sobre actos jurídicos documentados (AJD), que carga sobre la constitución de hipotecas. Pretende aumentar el tipo impositivo en un punto, del 7% al 8%, para el ITP, y equipararlo así a la subida del IVA que ha empezado ya a aplicarse en la vivienda nueva. El repunte en el ITP implicaría unos ingresos anuales de unos 100 millones de euros aproximados, según los cálculos oficiales. El plan catalán implica también una subida del tipo máximo del Impuesto sobre la Renta de las personas físicas a través del tramo autonómico. Así, desde el 43% que conforma la suma del tipo nacional y del autonómico, se pasará a un tipo del 45% a partir de 120.000 euros de ingresos anuales por contribuyente y al 47% a partir de 175.000 euros.

Extremadura y Andalucía se suman a esta decisión de elevar los impuestos a partir del próximo año. El presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, ha anunciado de este modo una subida del tipo marginal del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), en el tramo autonómico, para los ingresos superiores a 60.000 euros. Y su homólogo en Andalucía, José Antonio Griñán, ha presentado un paquete de medidas fiscales que incluye tres nuevos tramos en la tarifa autonómica del IRPF para los ingresos superiores a 80.000 euros, la implantación del céntimo sanitario y la creación de tributos sobre los depósitos de las entidades de crédito en Andalucía y las bolsas de plástico de un solo uso.

Según estas modificaciones, en Extremadura, el tramo autonómico del IRPF se incrementará en un 0,5% para las rentas anuales superiores a 60.000 euros; un 1% para las rentas de más de 80.000 euros; un 2% para las que superan los 100.000 euros; y un 3% para las rentas de más de 120.000 euros, pasando en este caso del 43% actual al 46%. Fernández Vara anunció otras medidas fiscales que acompañarán a los Presupuestos de la Comunidad Autónoma para 2011, entre ellas, un incremento del 15% en el impuesto sobre los depósitos bancarios. Además, se llevará cabo una modificación del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales para inmuebles de valor superior a 240.000 euros. En este caso, la subida será: de un punto (hasta el 8%) para los inmuebles de más de 240.000 y por debajo de 360.000 euros; de dos puntos (hasta el 9%) para los de más de 360.000 y menos de 600.000; y de tres puntos (hasta el 10%) para los de valor superior a 600.000 euros. La junta incrementará, además, en 2 céntimos el precio del litro de gasóleo y en 2,4 céntimos el del litro de gasolina por medio del denominado céntimo sanitario.

Por su parte, Griñán recurrirá a la creación de nuevos tramos en la tarifa autonómica del IRPF. Así Andalucía establecerá un tipo del 22,5% para las rentas anuales entre 80.000 y 100.000 euros; del 23,5% para las que se encuentren en la horquilla entre 100.000 y 120.000 euros; y del 24,5% para las de más de 120.000 euros, lo que supone un incremento de uno, dos y tres puntos, respectivamente. Pero quizás lo más polémico de las medidas anunciadas por Andalucía ha sido el nuevo impuesto sobre los depósitos de las entidades de crédito con presencia física en Andalucía, que supondrá un peaje de un 0,3% hasta los 150 millones de euros en depósitos; un 0,4% hasta los 600 millones y un 0,5% para más de 600 millones. Según explicó, serán deducibles de la cuota del impuesto los préstamos, créditos e inversiones que se destinen a proyectos públicos y privados de la estrategia de Andalucía Sostenible y la Obra Social de las cajas de ahorros. Las reformas andaluzas también incluirán impuestos verdes. El presidente andaluz ha anunciado un impuesto sobre las bolsas de plástico de un solo uso, de 10 céntimos por bolsa; un incremento del tipo del impuesto de residuos radiactivos, que pasará de 7.000 a 10.000 euros por metro cúbico de residuo de baja y media actividad; y un impuesto especial sobre medios de transporte "altamente contaminantes", con un aumento del tipo del 14,75% al 16% para quads y motos náuticas; y del 12% al 13,2% para embarcaciones y buques de recreo. Estas subidas se combinan con el céntimo sanitario con los siguientes tipos: 24 euros por cada 1.000 litros para gasolinas, gasóleo y queroseno de uso general; dos euros por cada 1.000 litros para gasóleo de usos especiales y calefacción; y un euro por tonelada para fuelóleo.

Asturias también entra en esta carrera: aplicará subidas del IRPF para las rentas superiores a 100.000 euros y no descarta elevar otros tributos como el de Sucesiones o Transmisiones. E Islas Baleares seguirá el mismo camino, con alzas del IRPF para las rentas superiores a 100.000 euros. Cantabria, por su parte, ha hablado de subidas temporales de este impuesto también para los tramos más altos.

El problema de todas estas medidas parece ser el de que las cuentas oficiales de recaudación no encaja con la realidad. Un estudio de la Fundación de Cajas de Ahorros –Funcas- ha elaborado el cálculo de la utilidad real a efectos recaudatorios que tienen estas subidas del IRPF. El cálculo parte de la hipótesis de que estas medidas se extendiesen a toda España. Y evalúa el impacto recaudatorio según se aplicase en todo el territorio nacional cada uno de los distintos esquemas anunciados en esas autonomías de mandato socialista. Así,  con la subida extremeña aplicada en toda España se lograría una recaudación anual de 746 millones de euros. Con la subida andaluza el impacto quedaría en 681 millones. Y con la catalana, se limitarían a 587 millones. Cuantías, todas ellas, que difícilmente solucionarán los problemas recaudatorios reales de España.

Última actualización el Jueves, 18 de Noviembre de 2010 17:49